Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2010
Cosmología

¿Pierde energía el universo?

La energía total se conserva. Cualquier estudiante de física conoce esta ley. No obstante, existe un problema: no puede aplicarse al universo en su conjunto.
MOONRUNNER DESIGN
"La energía ni se crea ni se destruye." La ley de conservación de la energía, una de nuestras más queridas leyes de la física, se halla presente en todas las facetas de la vida: el calor necesario para calentar una taza de café, la luz del Sol para las reacciones de fotosíntesis, los alimentos que necesitamos ingerir para que nuestro corazón siga latiendo... No podemos vivir sin comer y los coches no arrancan sin gasolina. Así las cosas, ¿qué ocurre cuando las observaciones parecen contradecir una de las ideas más profundamente arraigadas de la ciencia?
Abandonemos por un momento la Tierra y consideremos el universo en su conjunto. Casi toda la información que nos llega del espacio exterior lo hace en forma de luz. Según la teoría de la relatividad general de Albert Einstein, la incesante expansión cósmica provoca que las ondas electromagnéticas se "desplacen hacia el rojo" (su longitud de onda aumenta) a medida que atraviesan el universo. Pero cuanto más larga es la longitud de onda de la luz, menor es su energía. ¿Adónde va esa energía, entonces? ¿Acaso se viola el principio de conservación?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.