Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Trampas magnéticas para gérmenes

Partículas magnéticas que atrapan a los gérmenes y se extraen luego de la sangre podrían aplicarse al tratamiento de enfermedades infecciosas.

Cortesia de Chong Wing Yung, Kirsten Johnson y Donald e. Ingber/Harvard Medical School

Utilizar un campo magnético para extraer —literalmente— las enfermedades del torrente sanguíneo parece un sueño de ciencia ficción. Sin embargo, podrían haber encontrado una forma de conseguirlo, al menos en relación con la septicemia, una infección de la sangre potencialmente letal que resulta en el colapso de varios órganos.

Donald E. Ingber, biólogo de la facultad de medicina de Harvard, junto con Chong Wing Yung y otros colaboradores, ha hallado una forma de filtrar los agentes patógenos de la sangre de pacientes con septicemia mediante partículas magnéticas de sólo algunas micras de tamaño. En el modelo que han desarrollado, las partículas, cubiertas por un anticuerpo que se une a los hongos o a las bacterias causantes de la septicemia, se mezclan con la sangre extraída de un paciente. Una vez se han unido a los agentes patógenos, los imanes se trasladan, mediante un campo magnético, a una solución salina que fluye junto a la sangre y los arrastra. En pruebas realizadas con muestras de entre diez y veinte mililitros de sangre, se eliminó un 80 por ciento de los patógenos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.