Contaminación genética en la perdiz roja

Estudios genéticos demuestran que la perdiz roja se está cruzando, de forma clandestina, con perdiz turca procedente de China.
RICHARD LEE
La perdiz roja (Alectoris rufa) es, sin duda, la especie de caza menor más importante en la península Ibérica. Cada año se cobran varios millones de ejemplares, que reportan cuantiosos ingresos, directos e indirectos, sobre todo si se tiene en cuenta que las regiones más adecuadas para la práctica cinegética carecen a menudo de grandes recursos económicos. Una buena gestión de las poblaciones y de su hábitat resulta fundamental para la conservación de la especie; asimismo, beneficia al conjunto de los ecosistemas en los que medra.
Nos propusimos hace años estudiar la variabilidad genética de las poblaciones naturales de la perdiz roja. Interesaba evaluar posibles efectos nocivos de una caza excesiva, pues los cuellos de botella derivados de la disminución en el tamaño de las poblaciones causan pérdidas notables de variabilidad genética. Importaba también determinar las poblaciones que mantenían niveles elevados de diversidad, con vistas a conservarlas y a poderlas utilizar para la repoblación de áreas más afectadas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.