Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2007
Neurología

Procesamiento visual de la información

La retina procesa mucha más información de la que habíamos imaginado. Elabora una docena de vídeos que envía luego al cerebro.

Nuestras asombrosas facultades visuales nos parecen tan obvias, que pocos nos hemos parado a pensar en la forma en que vemos. Durante decenios, nuestro sistema de procesamiento visual se ha venido asimilando a una suerte de cámara de televisión: el cristalino enfoca la luz que recibe sobre una matriz de fotorreceptores alojados en la retina. Por arte de magia, esos detectores de luz convierten los fotones incidentes en señales eléctricas que se envían por el nervio óptico al cerebro, donde se procesan.

Sin embargo, experimentos recientes indican que el símil resulta inadecuado. En realidad, la retina efectúa en el seno del ojo un importante procesamiento previo de la información visual; luego, envía al cerebro una serie de representaciones parciales de la escena que observamos, para que se interpreten.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.