Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2007
Transporte

Los diésel se purifican

El uso de motores más perfectos y de filtros para los escapes, junto con un nuevo combustible, logrará coches diésel de alto rendimiento que apenas si contaminarán más que los híbridos.
En un área de descanso de la autopista de peaje de Nueva Jersey aparcan grandes camiones diésel de 18 ruedas; algo más allá, un turismo Mercedes Benz E320 Bluetec, último grito en diésel de la firma alemana. Un pañuelo limpio extendido ante los tubos de escape de los camiones se ennegrece en un momento con hollín; ante la boca del escape del E320, tras un minuto largo, apenas si se advierte la mancha.
Esta "prueba del pañuelo" demuestra que "diésel" no está reñido con "limpieza". Siempre se ha tenido a los motores diésel entre los más sucios, reputación que se mantiene porque todavía vemos circular vehículos de este tipo, muy resistentes, con decenios de antigüedad. Pero el Mercedes E320 es la vanguardia de una nueva ola de automóviles diésel --turismos, todoterrenos y furgonetas-- que contaminan mucho menos el aire sin penalizar la economía, tradicionalmente excelente, de estos motores. Un motor V-6 de 3 litros, como el E320, recorre 15 kilómetros por litro de combustible (gasóleo) y su autonomía alcanza los 1250 kilómetros.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.