Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2012
Matemáticas

Un nuevo pilar para la física estadística

Stanislav Smirnov ha dotado de una sólida base matemática a los modelos que describen los medios porosos y el magnetismo. Ello le valió en 2010 una de las mayores distinciones en su campo: la medalla Fields.

DANIEL MEYER/SPEKTRUM DER WISSENSCHAFT

El Congreso Internacional de Matemáticos, celebrado cada cuatro años, suele propiciar una de las raras ocasiones en las que esta ciencia goza de atención en los medios. El último tuvo lugar en 2010 en la ciudad india de Hyderabad. Durante la ceremonia de apertura se otorgan las medallas Fields; un galardón que, aunque con una dotación económica relativamente modesta, goza de un prestigio equiparable al de los premios Nobel. Uno de los premiados en 2010 fue Stanislav Smirnov. Aunque se había preparado para la avalancha de periodistas que caería sobre él, las preguntas lograron sorprenderlo: «¿Va usted a rechazar la medalla Fields?». Así había actuado cuatro años atrás Grigori Perelman, lo que provocó que se hablase de él hasta en la prensa amarilla. Pero una medalla Fields no es algo que pueda rehusarse con facilidad y, por supuesto, Smirnov no pensaba hacerlo.

De ahí a la siguiente pregunta: «¿Qué hará con el millón de dólares?». Nuevo desconcierto. Además de la medalla Fields, Perelman había obtenido un millón de dólares del Instituto Matemático Clay, ya que sus investigaciones habían aportado la clave para resolver uno de los siete Problemas del Milenio. Perelman había rechazado también aquel premio.

Pero los trabajos de Smirnov no guardan relación con los Problemas del Milenio. Se mueven en un terreno fronterizo entre las matemáticas y la física que, durante largo tiempo, ha recibido una intensa atención por parte de ambos colectivos: la física estadística en dos dimensiones y sus transiciones de fase. Aunque en este campo los físicos ya habían obtenido algunos resultados dignos de mención, estos no pasaban de postular algunas de las propiedades más importantes de dichos sistemas. Smirnov, en cambio, logró demostrar de manera rigurosa las propiedades fundamentales de dos de los modelos estadísticos más estudiados. Además, llevó a cabo su tarea con métodos completamente distintos de los que los físicos habían empleado hasta entonces; con ello dotó a la disciplina de nuevas herramientas, más potentes y profundas.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.