El horario de los experimentos

Despertar los ratones durante nuestras horas de vigilia podría estar sesgando las investigaciones.

THOMAS FUCHS

Los ratones son animales eminentemente nocturnos. Pero un nuevo análisis indica que los científicos suelen someterlos a pruebas durante el día, lo que podría alterar los resultados y crear variabilidad entre las investigaciones si solo registran información diurna.

De los 200 artículos examinados en el nuevo estudio, más de la mitad no comunicaron el horario de las pruebas de comportamiento o lo hicieron de manera ambigua. Solo el 20 por ciento notificó que eran nocturnas. El análisis se ha publicado en Neuroscience & Biobehavioral Reviews.

El neurocientífico de la Universidad de Virginia Occidental Randy Nelson, autor principal del estudio, afirma que probablemente sea una cuestión de conveniencia humana. «Es más sencillo poner a trabajar a los estudiantes y los centros de investigación por el día que por la noche», explica Nelson. Pero esa comodidad tiene un coste.

«El momento del día no solo incide en la intensidad de muchas variables, como la actividad locomotora, el comportamiento agresivo y los niveles de hormonas en la sangre», sino que los cambios en esas variables solo pueden observarse durante ciertas partes del ciclo diurno, afirma William D. Todd, neurocientífico del comportamiento de la Universidad de Wyoming. Esto significa que «no comunicar el momento del día en que se recogen los datos y se hacen las pruebas dificulta mucho la interpretación de los resultados», añade Natalia Machado, científica del Centro Médico Deaconess Beth Israel. Ni Todd ni Machado han participado en el nuevo estudio.

Los autores de este afirman que es esencial que los científicos comuniquen los horarios de su trabajo y tengan en cuenta el hecho de que el comportamiento y las respuestas fisiológicas de los roedores pueden variar según la hora. Como primer paso, Nelson afirma que «prestar atención al momento del día es algo al alcance de todos, de cara a mejorar la fiabilidad, la reproducibilidad y el rigor de las investigaciones en neurociencia del comportamiento».

El psicólogo de la Universidad de Calgary Michael Antle, que no ha participado en los análisis, afirma que esas diferencias en la ejecución de los estudios están contribuyendo a generar una «crisis de reproducibilidad» en ciencia, con otros laboratorios incapaces de obtener los mismos resultados en los estudios. «Realizar un experimento en el momento equivocado nos puede llevar a pasar por alto un descubrimiento», advierte.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.