Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2019
Entomología

Arañas ibéricas

A pesar de la relevancia ecológica de este grupo, todavía conocemos poco sobre la variedad de especies que existen en la península.

La araña lince (Oxyopes lineatus) no construye tela y caza pequeños insectos que acecha entre la vegetación baja. Presente en los parques de Cabañeros y Ordesa, es diurna y de distribución paleártica. [Miquel A. Arnedo]

Las arañas constituyen uno de los grupos de animales con más especies. Organismos muy abundantes y ubicuos, en los ecosistemas terrestres desempeñan un papel fundamental, al ser las principales depredadoras de los artrópodos y otros invertebrados. Pero, a pesar de su importancia, conocemos poco su diversidad.

Los recientes avances metodológicos han permitido mejorar el estudio de grupos muy diversos. Destacan los protocolos de bioinventariado rápido y la técnica de códigos de barras de ADN (DNA barcoding). Los primeros son métodos de muestreo estandarizados y optimizados para capturar la mayor diversidad posible de un lugar con el mínimo de tiempo y recursos. La segunda identifica especímenes a partir de la comparación de su secuencia de ADN con una biblioteca de secuencias de referencia. Esta técnica facilita la identificación, en especial cuando solo se dispone de ejemplares inmaduros, que difícilmente pueden clasificarse con los métodos tradicionales, basados en los rasgos morfológicos de los adultos.

El proyecto Ibercoding, liderado por nuestro equipo, ha combinado las dos estrategias para describir la diversidad de las comunidades de arañas ibéricas y los factores que la modelan. El estudio se ha centrado en bosques de diferentes especies de robles de seis parques nacionales: Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, Ordesa y Monte Perdido, Picos de Europa, Monfragüe, Cabañeros y Sierra Nevada.

En los muestreos, realizados en 2013 y 2014, recogimos un total de 20.539 arañas pertenecientes a 376 especies de 39familias. Siete de las especies se han hallado por primera vez en la península, y dos en España. Además, descubrimos 13 especies nuevas que están pendientes de ser descritas formalmente.

Nuestro estudio ha revelado que los bosques de quejigo (Quercus faginea) son los que presentan una mayor diversidad de arañas, siendo máxima en los Picos de Europa, con 102 especies en una sola hectárea. Los parques del norte peninsular están dominados por especies de distribución paleártica, mientras que en los del sur abundan las mediterráneas o exclusivamente ibéricas.

Nuestros resultados indican que las diferencias en las comunidades de arañas entre los parques estudiados son superiores a las que se dan entre los tipos de robledales dentro de un mismo parque. Por lo tanto, la mejor estrategia para mantener una alta diversidad de arañas consistiría en ampliar al máximo la distribución geográfica de las áreas protegidas y abarcar un gran número de hábitats (y comunidades vegetales), en lugar de centrarse en uno solo.

[El artículo completo (PDF) incluye un reportaje fotográfico de 2 páginas con imágenes de arañas de la península ibérica.]

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.