Como investigador, no me sorprendió leer en «Hacer reproducible la investigación», de Shannon Palus [Investigación y Ciencia, diciembre de 2018], que una gran parte de los resultados, incluidos aquellos publicados en las mejores revistas, no pueden replicarse. Como indica Ionnadis, los investigadores tienen mucha presión institucional y mucha motivación personal para publicar resultados llamativos, pero ninguna para replicar los de terceros.

Debemos reconocer, financiar y motivar explícitamente la replicación. Para ello, sería útil que las revistas tuvieran una sección o una publicación asociada que aceptara estudios de autores independientes que intentasen reproducir trabajos publicados previamente por esas mismas revistas. Los revisores no evaluarían la originalidad o el interés, sino el rigor metodológico, la claridad y, tal vez, una mejora o ampliación de los resultados.

José M. Soler
Universidad Autónoma de Madrid

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.