Resolución de problemas irresolubles

Cabe ahora resolver problemas que sería imposible computar, con tal de que nos conformemos con lo que sucede en promedio.

Aunque los matemáticos y los científicos se encuentran, sin duda, entre las personas más racionales del mundo, con frecuencia estarán dispuestos a admitir que son víctimas de un maleficio. Son muchas las personas que padecen en alguna de sus formas este sino, llamado maleficio de dimensión. Pensemos en una familia normal ante una nueva promoción bancaria; al cabeza de familia puede resultarle harto difícil decidir si debe refinanciar o no la hipoteca de su casa con un préstamo a 15 o a 30 años, pues la decisión depende de la interacción de gastos mensuales, ingresos, fiscalidad, tipos de interés y otras muchas variables inciertas.

Los problemas de la ciencia son mucho más esotéricos y puede sostenerse que mucho más difíciles de afrontar. En el diseño de fármacos asistido por ordenador, pongamos por caso, podría ser necesario conocer cuán estrechamente se ligará a su receptor biológico un hipotético principio activo. Suponiendo que el número de átomos del fármaco, del disolvente y del receptor biológico sea de unos 8000, una cifra típica, y dado que para describir la posición de cada átomo se requieren tres variables espaciales, el cálculo entraña unas 24.000 variables. Dicho con sencillez, cuantas más variables o dimensiones sea preciso considerar, más difícil resultará llevar a cabo una tarea. En muchos problemas, la dificultad crece exponencialmente con el número de variables.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.