Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 1991
Física de partículas

Alones

En mecánica cuántica, las partículas indistinguibles están sujetas a interacciones especiales. La investigación reciente acaba de revelar la existencia de una abundante clase de posibilidades: los alones.

Una de las consecuencias más sorprendentes, profundas y bellas de la mecánica cuántica estriba en que confiere un significado nuevo y decisivo a las reglas que gobiernan las partículas y objetos que son exactamente idénticos. Las partículas indistinguibles se hallan sujetas a importantes interacciones especiales, que no se dan en otros casos, por muy parecidas que sean las partículas en cuestión. Estas interacciones especiales se muestran intensamente atractivas en los bosones, e intensamente repulsivas en otra clase de partículas, la de los fermiones.

Bosones y fermiones se conocían desde los primeros pasos de la mecánica cuántica. Creíase, hasta hace poco, que constituían las únicas clases posibles de partículas idénticas. Algunos manuales de mecánica cuántica van más allá e incluyen "demostraciones" de este "hecho".

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.