La inteligencia colectiva. Así buscan las hormigas su alimento y organizan su nido

Insectos y algoritmos cooperan en la tarea de entender cómo pueden resolverse con sencillez y eficacia problemas complejos.

Las habilidades colectivas de los insectos sociales (hormigas, abejas, avispas y termitas) tienen intrigados a filósofos y entomólogos. ¿Cómo logran estos artrópodos construir sus nidos, de estructura tan compleja? ¿Qué mecanismos permiten regular sus actividades a los individuos de una colonia y favorecer así la supervivencia de la especie?

Parece como si un agente invisible, situado en el centro de la colonia, coordinase las actividades de todos los individuos. A principios de este siglo el escritor M. Maeterlink, para explicar sus observaciones, postuló, románticamente, la existencia de "un alma de la colmena". En 1911 el entomólogo W. Wheeler se valió de la metáfora del organismo social y propuso la noción de superorganismo: las sociedades de insectos se parecerían a microorganismos unicelulares. En ellas, la reina desempeñaría el papel del núcleo celular; la masa de las obreras, el del resto de la célula; las pistas marcadas químicamente que siguen los individuos para buscar alimento equivaldrían a los pseudópodos que las células emiten para alimentarse.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.