Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Alimentos contaminados

Se están desarrollando nuevas estrategias para garantizar la seguridad alimentaria.
En vista de los miles de millones de artículos de alimentación que a diario son envasados, adquiridos y consumidos en Europa y EE.UU., por no hablar del resto del mundo, es muy notable que sean tan pocos los que están contaminados. Pero desde los recientes ataques terroristas, ha ido en aumento la preocupación de los expertos en "defensa alimentaria": temen que extremistas o malhechores traten de envenenar los suministros de alimentos, sea para lograr víctimas mortales, sea para dañar la economía al socavar la confianza pública.
La producción de alimentos está, por otra parte, cada vez más centralizada, lo que acelera la difusión de contaminantes (naturales o introducidos de forma intencionada) en el recorrido que media entre las explotaciones agrarias o las plantas de procesamiento y la mesa de los comensales. Las importaciones, también crecientes, entrañan un riesgo añadido; de ello dan fe las recientes restricciones estadounidenses a pescados y mariscos chinos que contenían restos de fármacos e insecticidas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.