Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2008
Política armamentística

Armas nucleares hoy

Un nuevo interés, real o supuesto, en diversas naciones por construir armas nucleares y el propósito de Estados Unidos de remozar su arsenal nuclear reavivan el miedo a la guerra atómica.

El estallido de una bomba nuclear causaría muertes y devastaciones sin cuento. Pero el mundo es proclive al olvido. A los 60años de que EE.UU. lanzase sobre Japón dos terribles artefactos y a los más de 15 de que acabara la guerra fría entre EE.UU. y la ex Unión Soviética, el compromiso de evitar las guerras nucleares podría estar debilitándose.

Aunque la probabilidad de un intercambio de misiles entre EE.UU. y Rusia se ha atenuado considerablemente, no se ha anulado. En los últimos tiempos han surgido inquietudes acerca de nuevas posibles confrontaciones nucleares, con un desarrollo aún incierto de los acontecimientos. Según informes de inteligencia, China está apuntando ahora sus misiles hacia EE.UU. Irán sigue ampliando sus instalaciones de enriquecimiento de uranio, pero insiste en que esos trabajos sólo contemplan la producción de electricidad. En diciembre de 2007, las agencias de inteligencia estadounidenses parecieron darle la razón: "con alta probabilidad", el programa de construcción de armas nucleares se detuvo, dicen ahora, en 2003. India está aumentando su capacidad de lanzamiento de armas nucleares desde tierra, mar y aire, y Pakistán responde con la misma moneda. En cuanto a Corea del Norte, se ha comprometido a desmantelar su único reactor nuclear. ¿Quién puede hacer daño a quién? ¿En qué medida? ¿Qué debería hacer EE.UU. como respuesta, si es que debe hacer algo? En pocas palabras:

- Hoy hay nueve países (contando Corea del Norte) que pueden lanzar ojivas nucleares con misiles balísticos. Varios países pueden alcanzar blancos en cualquier lugar del mundo, pero más probables serían los ataques regionales.

- Las armas modernas se cobrarían más muertes y causarían mayor daño que la bomba lanzada sobre Hiroshima. Las simulaciones, realizadas para nuestra revista, de la detonación de una carga útil de un megatón sobre Manhattan muestran que morirían millones de personas a resultas de la explosión, los incendios masivos y la radiación. A otras ciudades del planeta no les iría mejor.

- EE.UU. ha acometido un programa para sustituir en 25 años miles de ojivas nucleares W76 envejecidas, que según los responsables militares podrían estar degradándose. Sus defensores sostienen que el arma sustituta —la RRW ("Reliable Replacement Warhead", u "Ojiva Fiable Sustitutiva")— es esencial para mantener la credibilidad de las reservas norteamericanas de armas nucleares. Alegan los críticos que supone un derroche de miles de millones de dólares y podría además incitar a otros países a reiniciar la carrera nuclear.

Otros artículos del informe especial El arsenal nuclear

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.