Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Política armamentística

Nuevas ojivas nucleares

La propuesta del gobierno estadounidense de construir la primera ojiva nuclear en dos decenios suscita un sinfín de preguntas.

En este mismo instante, hay centenares de ojivas nucleares estadounidenses listas para atacar objetivos en Rusia y otros lugares. Pese a la desaparición de la Unión Soviética en 1991 —y el consiguiente fin de la política de "destrucción mutua asegurada" que se siguió durante la guerra fría—, EE.UU. mantiene un arsenal de unas 10.000 armas nucleares. Rusia, China, Francia, India, Israel, Pakistán y Reino Unido son todos aliados de EE.UU. o, al menos, competidores no beligerantes. Salvo el de Rusia, sus arsenales nucleares son limitados. Corea del Norte e Irán, cuyas relaciones con EE.UU. son más tensas, carecen de capacidad para infligir daños nucleares masivos en América del Norte. El peligro nuclear más acuciante parece estribar en una "bomba sucia" —una bomba convencional envuelta en material radiactivo— o un explosivo nuclear de poco tamaño. Acaso un poderoso arsenal nuclear no constituya lo mejor para disuadir del empleo de esas armas a terroristas y organizaciones sin estado.

Como parte de los compromisos que suscribió en el Tratado de Moscú sobre Reducciones Estratégicas Ofensivas, EE.UU. planea reducir el número total de sus armas nucleares operativas; se quedará con 1700 o 2200 ojivas y bombas de gravedad. A la vez, los departamentos de Energía y Defensa, preocupados por unas ojivas viejas, que pudieran no funcionar correctamente tras años de almacenaje, desean sustituir algunas de ellas. Encabeza la lista la W76, un tercio de las ojivas disponibles. Sus unidades más antiguas llegarán al final de su vida en 2008. El explosivo nuclear de una sola ojiva W76 desarrolla una energía de 100 kilotones, es decir, igual a la de 100.000 toneladas de TNT; está diseñada para destruir "objetivos blandos" (puertos, guarniciones y fábricas).

Otros artículos del informe especial El arsenal nuclear

La amenaza nuclear

    • Mark Fischetti

Armas nucleares hoy

    • La redacción

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.