Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2016
Arte y matemáticas

Symmetry, un film palíndromo

La magia de una historia contada al revés.

A fish story, tira cómica número 41 de la serie The Upside Downs, del dibujante Gustave Verbeek, publicada el 31 de julio de 1904 en el New York Herald. Al llegar a la sexta viñeta, la historia continúa girando la tira 180 grados. [DOMINIO PÚBLICO]

El profesor Jones había estado trabajando en la teoría del tiempo durante muchos años.

Y he encontrado la ecuación clave le dijo a su hija un día—. El tiempo es un campo. Esta máquina que hice puede manipular, inclusive revertir el tiempo.

Oprimiendo un botón al hablar dijo:

Esto debería hacer que el tiempo camine hacia atrás hacia camine tiempo el que hacer debería esto.

Dijo hablar al botón un oprimiendo:

Tiempo el revertir inclusive, manipular puede hice que máquina esta. Campo un es tiempo eldía un hija su a dijo le—. Clave ecuación la encontrado he y.

Años muchos durante tiempo del teoría la en trabajando estado había Jones profesor el.

(Frederic Brown, El fin. Recopilado en Pesadillas y geezenstacks, 1966).

La simetría es una noción fundamental en ciencia y matemáticas. Más aún, probablemente constituya un a priori estético para el ser humano y un concepto cardinal en todas las culturas. Así pues, no es de extrañar que, como en otros muchos ámbitos, la gran divinidad de los ludolingüistas sea la simetría.

La forma más sencilla de simetría en este campo se encuentra representada por los palíndromos, aquellas palabras que se leen igual del derecho que del revés. Algunos ejemplos son allá, anilina, reconocer, rotor... Mi favorita es radar (acrónimo del inglés radio detection and ranging), donde el palíndromo va más allá del mero juego verbal, al sugerir la reflexión de las ondas de radio.

El término palíndromo procede de las voces griegas palin («otra vez» o «hacia atrás») y dromos («carrera»). Como diría el gran enigmista Màrius Serra: «El palíndromo es la joya de la corona ludolingüística». Por supuesto, existen multitud de ejemplos en todas las lenguas. Por citar solo uno, el palíndromo más largo conocido es finés: saippuakauppias, aunque pierde su halo mágico cuando nos enteramos de que significa «vendedor de jabón».

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.