Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 1998
Bioquímica

El oncogén vav

La proteína vav, tumorigénica, participa en los procesos de transmisión de señales que tienen lugar tras la activación de las células hematopoyéticas.

La palabra "cáncer" describe un grupo muy heterogéneo de estados patológicos en que las células comienzan a multiplicarse sin control e invadir órganos vecinos. Hay más de un centenar de cánceres, resultado de la expansión incontrolada de alguna de las células que componen nuestro organismo. Pese a tamaña diversidad, todos comparten idéntico mecanismo: la pérdida de control de los genes responsables de que se produzca una ordenada proliferación celular.
Relacionados con el control de la división celular se hallan los protooncogenes y los genes supresores de tumores. Los protooncogenes determinan proteínas encargadas de activar la proliferación celular durante el desarrollo embrionario, morfogénesis, regeneración de células muertas, curación de heridas y otros. A los genes supresores de tumores compete mantener las células en estado de reposo o activar procesos apoptóticos en las células en división cuando se detectan anomalías en el ADN que se está replicando.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.