Núcleos con halo

Los núcleos que tienen un exceso de neutrones o de protones muestran un comportamiento vacilante en las "líneas de las gotas", los bordes de la estabilidad nuclear. Bajo esta tensión, algunos desarrollan un halo.

A lo largo de los últimos cincuenta años los físicos se han venido representando el núcleo atómico —hecho de protones y neutrones— a la manera de una gota líquida de superficie bien definida. Pero esto no siempre es así. Los investigadores de un puñado de laboratorios han observado recientemente una estructura del todo insólita: en ciertos núcleos, algunos de los neutrones o de los protones constituyentes se aventuran más allá de la superficie de la gota y forman una niebla, o halo, de un modo muy similar a como los electrones crean nubes alrededor de los núcleos y construyen átomos. A nadie sorprende que tales núcleos prolongados presenten un comportamiento muy distinto del que caracteriza a los átomos ordinarios. Cuesta excitar o descomponer un núcleo normal; por contra, los núcleos con halo son objetos frágiles. Mayores que los núcleos normales, interaccionan con ellos más fácilmente. La verdad es que el halo constituye un fenómeno cuántico que no obedece las leyes de la física clásica. Por consiguiente, los núcleos que lo portan podrían quizás arrojar luz nueva sobre uno de los misterios centrales de la física: el enlace nuclear.

Desde hace mucho tiempo, los físicos vienen dándole vueltas a las combinaciones posibles de neutrones y protones, o nucleones, capaces de asentarse y constituir un núcleo. Este equilibrio depende, hasta extremos sutiles, de la diversa implicación de muchos neutrones y protones, así como de las fuerzas que median entre ellos. Todos los nucleones se atraen mutuamente, pero sólo los protones y los neutrones pueden enlazarse entre sí y formar pares, los deuterones. La consecuencia es que únicamente los núcleos que contengan un número casi igual de neutrones y protones serán lo bastante estables para que se produzcan de forma natural en la Tierra.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.