Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Noviembre 2017Nº 494

Economía

Las brechas de género en el mercado laboral

Origen y soluciones de un problema que impide aprovechar el talento del 50 por ciento de la población.

Menear

A veces nos preguntan por qué es necesario, en pleno siglo XXI, hablar de género en el mercado laboral de los países desarrollados. La respuesta, que puede perderse con facilidad en una espiral descendente de explicaciones socioeconómicas, históricas, filosóficas e incluso biológicas, resulta en el fondo relativamente sencilla. Sin emitir ningún juicio de valor, es un hecho que, estadísticamente hablando, el hombre medio en edad de trabajar pasa su tiempo de forma distinta que la mujer media: trabaja más horas de forma remunerada y menos en tareas domésticas, disfruta más del ocio, su sector y ocupación son diferentes y sus condiciones laborales, incluido el salario, resultan mejores.

Sin embargo, las mujeres dan cuenta del 50 por ciento del talento de una población. Sabemos empíricamente que, cuanto mayor es la tasa de participación laboral femenina, más crece el PIB de un país. En el caso de España, el último ciclo de crecimiento económico difícilmente podría explicarse sin la incorporación de la mujer al mercado laboral: en 1985 solo participaba en él el 35 por ciento de la población femenina en edad de trabajar; hoy esa tasa asciende al 68 por ciento, una cifra superior a la media de la UE y mayor también que la de países como Francia, Estados Unidos o Italia.

No obstante, y a pesar de los avances logrados durante las últimas décadas, aún nos encontramos lejos del equilibrio de género. En la actualidad sigue habiendo brechas a favor de los hombres en prácticamente todos los indicadores del mercado laboral: tasa de ocupación, porcentaje de empleo parcial no deseado, retribución salarial, representación en cargos de responsabilidad... Esto supone una pérdida de talento y de crecimiento potencial que ninguna economía se puede permitir. Frente a esta situación, analizar desde un enfoque científico las brechas de género y sus posibles causas resulta clave para tomar medidas que promuevan la igualdad entre géneros en todos los ámbitos.

Doble turno

Antes de analizar las causas y las posibles soluciones, será de utilidad esbozar un resumen meramente descriptivo de las diferencias laborales entre hombres y mujeres. Por concreción usaremos sobre todo datos referentes a España, si bien varios de ellos se hallan en consonancia con los de otros países de nuestro entorno. Buena parte de los resultados que expondremos a continuación proceden del informe Brechas de género en el mercado laboral español, elaborado el año pasado por los autores de este artículo.

Como comentábamos más arriba, en las tres últimas décadas la tasa de participación laboral femenina se ha duplicado en nuestro país. Esta evolución puede atribuirse en gran parte al descomunal aumento en el nivel educativo medio de las mujeres: mientras que en 1990 solo el 12 por ciento de las que contaban entre 25 y 50 años tenían estudios universitarios, hoy esa cifra supera el 43 por ciento. De hecho, en todos los grupos generacionales por debajo de los 50 años, las mujeres gozan de un nivel educativo medio superior al de los hombres, una diferencia que crece a medida que consideramos grupos de población cada vez más jóvenes. A ello hay que sumar otros factores, como la deriva de nuestras economías hacia el sector de servicios o la progresiva automatización de ciertas tareas. Esto último ha ejercido un efecto más acusado sobre las ocupaciones basadas en tareas físicas, lo que ha favorecido la paulatina incorporación de la mujer al mercado laboral.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.