Dientes y prehistoria en Asia y América

Pequeños rasgos estructurales de la dentición humana han permitido reconstruir las grandes migraciones prehistóricas que poblaron el Nuevo Mundo, así como el este de Asia y la cuenca del Pacífico.

Cuando hablamos de testimonios dejados por las grandes migraciones de la prehistoria humana, nos vienen a la mente objetos fabricados por el hombre o vestigios de su actividad: cuchillos líticos, restos de casas enmaderadas, fragmentos de cerámica, etcétera. Pero hay otros datos, menos llamativos, que aportan tanta o más información que aquéllos; los dientes, por ejemplo. La estricta morfología de la dentición humana es el resultado de patrones de herencia genética que permanecen de generación en generación en el seno de una población determinada. De ese modo, las diferencias entre grupos pueden utilizarse para descifrar de qué forma están o estuvieron relacionados; algo así como realizar un árbol genealógico. Durante tres décadas mi investigación se ha centrado en el recurso de los caracteres de la dentición para desentrañar el desarrollo de las migraciones prehistóricas que poblaron Asia, cuenca del Pacífico y continente americano. Hemos creado un perfil razonable del fenómeno.

Dicha imagen se funda en un doble concepto que he llamado sondadontia y sinodontia. Cada uno de ellos representa un grupo diferente de rasgos dentales y corresponde a las dos grandes ramas de un sistema de población. Los sondadontos pueblan hoy el sureste de Asia, Indonesia y Polinesia. Los sinodontos ocupan China, Japón y Siberia, así como todo el Nuevo Mundo. El origen de este gran entramado de la humanidad parece haber tenido lugar en el sureste asiático. Desde allí, los pueblos que más tarde se transformarían en sinodontos se extendieron a China, luego a Siberia y, finalmente, a través del puente de Bering, a Norteamérica. Gracias a la estabilidad del modelo dental, podemos deshilar ese entramado en sentido inverso, desde los paleoindios que alcanzaron Chile hasta sus orígenes en el sureste asiático.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.