Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Regulación de la autoinmunidad

Las células T reguladoras evitan que las defensas del organismo ataquen al propio cuerpo. La manipulación de estas células daría lugar a nuevos tratamientos para la diabetes, el rechazo de órganos trasplantados y otros trastornos autoinmunitarios.
"Horror autotoxicus"
Hace un siglo, el bacteriólogo Paul Ehrlich acuñó con acierto esa expresión para describir un ataque del sistema inmunitario contra los propios tejidos del sujeto. Ehrlich introdujo -y bautizó- el concepto de autoinmunidad; en su opinión, se trataba de un mecanismo potencialmente activo que en condiciones normales se mantenía bajo control. Sin embargo, la comunidad médica no aceptó esa hipótesis de doble filo: la autoinmunidad tenía que ser intrínsecamente imposible; después de todo, ¿qué oscura senda de la evolución permitiría siquiera la posibilidad de hallarse sometido a una horrenda autodestrucción?
Pero, poco a poco, se fueron asociando diversas enfermedades misteriosas al "horror autotoxicus": entre ellas, la esclerosis múltiple, la diabetes dependiente de insulina (forma que ataca durante la juventud) y la artritis reumatoide. Se descubrió también que estas enfermedades derivaban del comportamiento rebelde de los linfocitos T del tipo CD4+ (leucocitos que maduran en el timo y presentan la molécula CD4). Las variantes normales de estas células operan como miembros del sistema inmunitario: son las responsables del despliegue armamentístico contra los microorganismos patógenos. En ocasiones, sin embargo, las células se vuelven contra el propio organismo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.