Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Alfabetización digital

Los multimedios requerirán igual facilidad en la palabra, imagen y sonido.

Analfabetos eran los que no sabían leer ni escribir. En nuestra era digital se consideran tales los que no comprenden la información, cualquiera que sea la forma en que se presente. Las letras negras impresas sobre fondo blanco van cediendo paso a un nuevo formato, que combina palabras con sonidos e imágenes, en rica y etérea mezcla. Aunque esos ingredientes, llamados multimedios, no constituyen ninguna novedad, la receta sí lo es.

También lo es la intrínseca volatilidad de la mixtura. La imprenta apresa las palabras, que quedan congeladas en la página. Esa cristalización les confiere autoridad y, a veces, inmortalidad. Por eso nuestro aprecio, nuestra voluntad de poner las cosas “negro sobre blanco”, de escribir un soneto, en palabras de Horacio, “más duradero que el bronce”. La presentación en multimedios devuelve las palabras al tiempo efímero: el lector puede cambiarlas, alterar su forma y tamaño, transformar las imágenes, sonidos y palabras. Y sin embargo, al final de todas esas variaciones, podemos reclamar el original con una simple pulsación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.