Evolución del avión de línea

Los avances en materiales, motores de reacción y presentaciones en cabina podrían traducirse en vuelos más baratos y seguros.

Pocos esperaban los drásticos cambios en los hábitos viajeros que surgieron cuando el avión de transporte propulsado por reactores se introdujo en el servicio comercial de pasajeros al final de los años cincuenta. Virtualmente libre de vibraciones, este nuevo avión era más silencioso y cómodo que los propulsados por hélice que le precedieron. Incluso era más impresionante su capacidad para los vuelos transoceánicos sin escalas muy por encima de la mayoría de las tormentas. Viajes tranquilos, en menos tiempo y con tarifas más baratas condujeron a un mundo más accesible para los viajeros por negocios y por placer, así como para el transporte de mercancías.

El futuro avión de pasajeros puede presentar cambios igualmente drásticos. Con la llegada de las herramientas de diseño asistido por ordenador, los aviones mostrarán configuraciones inusuales que ofrecerán mejores prestaciones y transportarán más pasajeros. La industria ya ha estudiado aviones comerciales con forma de ala volante. Un fuselaje corto con forma de colilla alojaría la cabina y sobresaldría del ala consistente. Pero la mayoría de los pasajeros, hasta 800, se acomodarían dentro del ala en una suerte de sala de cine.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.