Genes artísticos

La técnica del ADN recombinante ayudará a identificar el tejido animal que se usó en los pigmentos de las pinturas rupestres.

Si no es fácil datar piezas de arte antiguo, resulta endiabladamente difícil conocer los ingredientes de la paleta del pintor. O resultaba. La técnica del ADN recombinante acaba de entrar en liza, y se propone identificar tejido animal en unas pinturas rupestres de 4000 años de antigüedad. Un grupo dirigido por Marian Hyman y Marvin W. Rowe, de la Universidad A&M de Texas, examinó figuras semejantes a la de la fotografía, que se encuentran cerca del río Pecos, en Texas. Mediante el análisis de fragmentos de ADN conservado bajo una capa de minerales, el equipo descubrió que los pigmentos contienen material procedente de un mamífero ungulado. En aquella zona de Texas, estos animales serían probablemente bisontes o venados. Esta investigación puede, en último término, ayudar a los arqueólogos a comprender las imágenes: ¿Se utilizaba el tejido de venado para pintar sólo venados? ¿Formaba parte la pintura de una práctica cinegética? Como siempre, la solución de un problema que se precie comporta nuevos interrogantes.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.