Infraestructuras para la técnica

Los avances industriales dependerán de la fijación de nuevos patrones.

Las infraestructuras son los cimientos. Abarcan la red de carreteras, los tendidos de distribución eléctrica, los sistemas de comunicaciones y otras instalaciones básicas. Son cosas que damos por supuestas, al menos mientras funcionan. Al hallarse muchas veces lejos de nuestra perspectiva, su papel esencial tiende a desaparecer de la mente. Así debe ser, además. Pero conforme avanza la técnica, las infraestructuras deben también evolucionar.

La revolución de la información y el establecimiento del mercado global exigen un conjunto creciente y plural de técnicas de infraestructura. Cuando, al doblar el siglo, se fundó en los EE.UU. la Oficina Nacional de Patrones —hoy Instituto Nacional de Patrones y Tecnología (NIST)— se le asignó la misión de crear patrones de medida que permitiera la producción eficaz y en masa de bienes, automóviles por ejemplo. Las normas actuales relativas a la industria de automoción van ahora mucho más allá de los tamaños de piezas intercambiables. Para analizar la composición química de los gases de escape, se requieren muestras normalizadas de monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno; los termopares, que proporcionan las lecturas de temperatura al controlador regido por microprocesador del motor, deben construirse de acuerdo con especificaciones estrictas para que sus indicaciones sean exactas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.