La ecología industrial del siglo XXI

Una industria limpia y eficiente debería imitar la capacidad de la naturaleza para reciclar materiales y no desperdiciar nada.

El final del siglo XX asiste a un cambio sutil de talante por parte de la industria ante la cuestión ambiental. Se pasa del tratamiento o eliminación de los residuos producidos a evitar su propia existencia. Se adelanta, pues, al problema para que la sociedad no haya de enfrentarse ante una masa creciente de desechos que salen del extremo de un emisario de descarga o rebosan de un contenedor de basura. Una tendencia que se intensificará en el próximo siglo, para así distanciarse del hincapié hecho (por la industria, la legislación y las organizaciones ambientales) en la limpieza de la fase postrera del proceso.

Muchas fábricas arrojan todavía sus residuos en el “vertedero”, en la “explanada trasera”, del que deben hacerse cargo otras empresas. Pero en el siglo XXI la industria actuará de manera muy distinta, que evitará tener que acondicionar nuevos terrenos para enterrar los residuos, caros de mantener y limpiar.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.