Matematización del parecido

La inteligencia consiste en reconocer los parecidos, pero ¿en qué consiste el parecido?
Que la cabeza del rey francés Luis Felipe hacía pensar en una pera es algo que salta a la vista en las caricaturas. Y resulta evidente que el mapa de Italia parece una bota. Que el sonido del bombo recuerda al trueno es cosa que los compositores conocen y utilizan. Que el argumento de "La bicicleta azul" se parezca al de "Lo que el viento se llevó", en cambio, es cuestión que se remite a la evalua­ción de los jueces. El reconocimiento de parecidos reviste importancia crucial para la supervivencia: sin una noción instintiva de "situación equivalente", sin un dominio de los "rostros parecidos", de los "animales de la misma especie", seríamos incapaces de orientarnos, de reconocernos, de identificar los alimentos o las fieras peligrosas.
La dificultad estriba en que nunca pasa dos veces la misma agua bajo el puente: dos situaciones no son ja­más idénticas en todos sus aspectos; jamás hay dos animales que sean exactamente iguales, nunca el rostro de nuestros conocidos presenta idéntico aspecto en momentos distintos, etc.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.