Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Agosto 2008Nº 383

Imagen

Detección de manipulaciones fotográficas digitales

Los programas modernos de tratamiento de imágenes han facilitado mucho la manipulación de fotografías y han hecho que sea más difícil descubrirla. Pero la informática también proporciona nuevos métodos para detectar los montajes fotográficos.
Menear
La historia está plagada de manipulaciones fotográficas. En tiempos de Stalin, estos fraudes fotográficos exigían largas horas de laborioso trabajo en el cuarto oscuro. Hoy, quien disponga de un ordenador puede construir falsificaciones cuya detección resulte muy difícil.
Raro es el mes que transcurre sin que alguna imagen fraudulenta recién descubierta llegue a ser noticia. En febrero pasado, por ejemplo, una fotografía premiada, que mostraba una manada de antílopes tibetanos --una especie en peligro de extinción-- paciendo tranquilamente mientras un tren bala pasaba a gran velocidad en las cercanías, resultó ser un montaje. La fotografía había sido publicada en centenares de periódicos chinos al poco de entrar en servicio esta discutida línea férrea, inaugurada con gran boato patriótico a mediados de 2006. Unos cuantos observaron de inmediato cosas raras, por ejemplo, que hubiera hembras preñadas, pero no terneros, como habría de suceder en la época del año de la puesta en servicio del tren. Las dudas saltaron a la luz cuando la fotografía fue exhibida en el suburbano de Pekín, ya en este año, y pudieron apreciarse otros fallos, como una línea de unión donde habían sido pegadas dos imágenes. El fotógrafo, Liu Weiqing, y el director de su periódico tuvieron que dimitir; las agencias de noticias gubernamentales chinas se disculparon por la distribución de la imagen y prometieron borrar de sus bases de datos todas las fotografías de Liu.

Puede conseguir el artículo en: