Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 1992
Historia

La turquesa en la América prehispánica

Antes de la llegada de los conquistadores, esta piedra preciosa poseía una significación religiosa y social en Mesoamérica. En torno a ella se crearon estrechos y dilatados intercambios comerciales y culturales.

Cuando Cortés arribó a México en 1519, Carlos V gobernaba en España. Los ricos presentes entregados al conquistador por los embajadores del emperador azteca Moctezuma II no intentaban, sin embargo, ser los magníficos regalos que suelen cruzarse entre sí los monarcas. Eran ofrendas religiosas de una nación devota a uno de sus dioses. Moctezuma estaba convencido de que Cortés era el mismo Quetzalcóatl, el dios de la serpiente emplumada en forma humana que retornaba a México de su mítico viaje desde tierras lejanas.

El cronista español Bernardino de Sahagún describe esos regalos: "Primeramente una máscara labrada de mosaico de turquesas; tenían esta máscara labrada de las mismas piedras una culebra doblada y retorcida... Estaba esta máscara exerida en una corona alta y grande, llena de plumas ricas, largas y muy hermosas, de manera que poniéndose la corona sobre la cabeza, se ponía la máscara en la cara. Llevaba por joel una medalla de oro redonda y ancha." Cuando los embajadores encontraron a Cortés y subieron a bordo de su barco, "pusiéronle primeramente la corona y máscara que arriba se dixo, y todo lo demás. Echáronle al cuello los collares de piedras que llevaban con los joeles de oro; pusiéronle en el brazo izquierdo la rodela de que se dixo arriba, y todas las otras cosas se las pusieron delante ordenadas, como suelen poner sus presentes."

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.