Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Julio 1999Nº 274

Historia de la técnica

Gratuito

Ada y la primera computadora

La colaboración entre Ada, condesa de Lovelace, y Charles Babbage, precursor de la computación automática, fructificó en un artículo clásico donde describía el modo de programar el primer ordenador de la historia.

Menear

Aunque llamado "loco y malvado" por su conducta desenfrenada, el padre de Augusta Ada King ocupa un lugar destacado en el panteón de la fama con el título de Lord Byron. Ada heredó de su padre poeta el talento literario y la pasión por la vida. Hermosa y coqueta, se codeó con la elite de la sociedad inglesa. Murió a los 36 años, a la misma edad que su progenitor. También ella pasó a la posteridad por lo que escribió.

Ada publicó en 1843 una colección de influyentes notas, en las que describía el Ingenio Analítico de Charles Babbage, la primera computadora automática de aplicaciones generales jamás proyectada. Aunque nunca se construyó la máquina -debido, sobre todo, a que Babbage no consiguió reunir los fondos necesarios-, en las notas de Ada figuraba un programa para calcular mediante el Ingenio una sucesión de valores numéricos, la de los números de Bernoulli.

Las notas de Ada han dejado su impronta en las ciencias de cómputo, pero su linaje y su vida fascinante- amén de su papel de precursora en una ciencia donde la representación femenina ha sido siempre de escasez notoria- la han convertido en figura de referencia. Protagonista de biografías, ha inspirado novelas y obras dramáticas.

Puede conseguir el artículo en: