Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Predicción de olas gigantes

Diseñan un método que describe la formación de olas extremas.

Las olas gigantes entrañan un grave peligro para cualquier barco. [JOHN LUND, GETTY IMAGES]

En mitad del océano pueden alzarse de repente olas monstruosas, varias veces más altas que las crestas circundantes, que en ocasiones alcanzan los 30 metros de altura y suponen una grave amenaza hasta para las embarcaciones más grandes. A diferencia de los tsunamis, que suelen producirse tras un gran terremoto submarino, el origen de estas olas gigantes no está claro, y hasta ahora tampoco ha sido posible predecirlas. Entender cómo se forman resulta clave para prever dónde y cuándo podrían surgir.

Un grupo de físicos matemáticos formado por Eric Vanden-Eijnden (de la Universidad de Nueva York), Giovanni Dematteis y Miguel Onorato (de la Universidad de Turín) y Tobias Grafke (de la Universidad de Warwick) ha propuesto un nuevo método para predecir olas gigantes y lo ha puesto a prueba en experimentos con un enorme tanque de agua. Su idea se basa en la teoría matemática de las grandes desviaciones, que cuantifica la incidencia de eventos raros. El equipo describió las olas extremas por medio de entidades estadísticas denominadas «instantones», ondas que aparecen en física de partículas y que también se aplican a la teoría de la información o la gestión de riesgos.

Para refinar su modelo, descrito el pasado diciembre en la revista Physical Review X, los científicos reprodujeron las condiciones del mar encrespado en un tanque de agua de 270 metros de largo, situado en Noruega. El mecanismo del tanque generaba olas con características particulares definidas por los investigadores; haciendo chocar diversas ondas, identificaron las señales precursoras que producían olas hasta cinco veces más altas que las circundantes.

La teoría de las grandes desviaciones también sugiere que cualquier combinación de ondas que conduzca a un cambio considerable de altura creará una gran ola con una forma característica, que no depende de las condiciones iniciales (matemáticamente, la formación de la ola sigue la ruta más probable que conduce a la ocurrencia de un evento raro). Las mediciones en el tanque demostraron que eso se cumple: «Todas las olas gigantes se parecen», confirma Vanden-Eijnden, «mientras que cada ola normal es normal a su manera».

El modelo «parece conciliar las dos principales teorías que tratan de explicar la formación de olas grandes y gigantes», señala Alvise Benetazzo, investigador del Instituto de Ciencias Marinas de Italia que no participó en el estudio. Una teoría postula que surgen simplemente a partir de la combinación y acumulación de olas más pequeñas; la otra sugiere que se producen variaciones en la forma de las olas que amplifican exponencialmente las diferencias de altura. Ninguna de estas explicaciones acababa de ajustarse a las observaciones y experimentos anteriores.

Pero los nuevos cálculos incluyen ambos efectos, que contribuyen en diferente medida en función del estado del agua, y sirven para estimar la probabilidad de que se forme una ola gigante y su altura a partir de cualquier conjunto de condiciones oceánicas. El equipo es optimista y piensa que su modelo (una vez adaptado a los océanos reales, con sus vientos, corrientes y movimientos en cualquier dirección) podría integrarse en un sistema de predicción a bordo de barcos, torres y plataformas.

«Aún hay que llevar a cabo muchos experimentos, en especial sobre el terreno», concluye Benetazzo. «Ese es el verdadero escenario donde aspiramos a explicar la formación de las olas gigantes.»

Puedes obtener el artículo en...

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.