Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Oleada de satélites

Los instrumentos en órbitas bajas se están adueñando de los cielos.

Cubesat. [NASA]

El número de satélites en órbita alrededor de la ­Tierra, que aumentó a un ritmo moderado durante decenios, se ha disparado en los últimos años: en julio de 2019 había más de 2200 aparatos funcionando en el espacio. En las décadas de 1980 y 1990, la mayor actividad se registraba en las órbitas geosíncronas (azul), señala Jonathan McDowell, investigador del Centro Smithsoniano de Astrofísica de Harvard. Pero ahora la acción se ha trasladado a las órbitas terrestres más bajas (amarillo), añade ­McDowell, y responde cada vez más a nuevas empresas, en vez de a instituciones gubernamentales, militares o académicas. Hoy en día, lidera la ofensiva la compañía ­SpaceX, que está desplegando constelaciones de satélites ­Starlink de 260 kilogramos para proporcionar Internet de alta velocidad.

El repunte comenzó en torno a 2014, debido sobre todo a los cubesats, minisatélites de menos de 12 kilogramos que se lanzaron en grupos y permiten observar los cambios producidos en la Tierra día a día. Por ejemplo, los cubesats podrían revelar los flujos de personas alrededor de Wuhan durante el brote del nuevo coronavirus, o permitir que las imágenes de Google Earth mostraran coches adquiridos la semana pasada.

FUENTE: «JONATHAN'S SPACE REPORT», POR JONATHAN MCDOWELL, 2019 (HTTPS://PLANET4589.ORG); NADIEH BREMER (<em>gráfico</em>)

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.