Durmiendo con su enemigo

Vuelven las chinches. ¿Qué puede hacer la ciencia para detenerlas?
WIKIMEDIA COMMONS/GILLES SAN MARTIN/CC BY-SA 2.0
Aquel anciano vivía solo en un apartamento barato a las afueras de Cincinnati. Pero en realidad no estaba solo. Al anochecer, las chinches surgían del destartalado colchón plegable para alimentarse de su sangre. A juzgar por los miles de insectos que encontré en la casa, me atrevería a decir que el problema venía de lejos. Prisionero de la pobreza y de una salud precaria, aquel hombre había nutrido generaciones
de esos parásitos, soportando sus picaduras noche tras noche mientras se multiplicaban por doquier.
Tras desaparecer casi por completo durante medio siglo gracias al desarrollo del DDT y de otros plaguicidas de amplio espectro, la chinche, Cimex lectularius, está resurgiendo de manera inquietante y no solo en enclaves urbanos abarrotados. El parásito ha infestado por igual hoteles de lujo, residencias universitarias, comercios, edificios de oficinas, cines, hospitales y casas de ricos y pobres. Aunque consideradas una simple molestia por la mayoría, las chinches cobran un precio que va más allá de las molestas picaduras que dejan a su paso: en una encuesta realizada en 2010 entre más de 400 inquilinos de viviendas invadidas por las chinches, el 31 por ciento refirió otros síntomas, que iban desde insomnio a depresión, y que atribuían a esas molestas intrusas. Y un estudio publicado en 2011 reveló la presencia en chinches de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM, una bacteria que causa graves lesiones en la piel), aunque es necesario seguir investigando para averiguar si las chinches contribuyen a su propagación. Estos insectos también causan pérdidas económicas sustanciosas, como cuando un hotel debe cerrar temporalmente habitaciones para combatir una plaga. En un edificio de viviendas de titularidad pública en Ohio se invirtieron unos 500.000 dólares en el control de las chinches; no zanjaron el problema hasta que, después de probar otros sistemas menos drásticos, optaron por la fumigación del edificio entero.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.