Radiografías por contraste de fase

Una nueva técnica de rayos X augura una resolución mayor sin necesidad de aumentar las dosis de radiación.
CORTESÍA DE ALESSANDRO OLIVO ET AL./COLEGIO UNIVERSITARIO DE LONDRES
Los rayos X pueden localizar desde bombas escondidas en el equipaje hasta tumores de mama. Sin embargo, siempre existen detalles del objeto que se antojan demasiado sutiles como para que los dispositivos tradicionales puedan detectarlos. Una nueva técnica de rayos X, desarrollada a partir de otra empleada en los aceleradores de partículas, quizá permita resolver algunos detalles que hasta ahora se consideraban inobservables.
Las radiografías funcionan en buena parte de la misma manera que la fotografía tradicional: a partir de la luz que absorbe, transmite y dispersa un objeto. Para obtener una gran resolución, suele necesitarse una gran cantidad de rayos X. Esta puede conseguirse mediante una exposición continuada, lo que puede implicar niveles perjudiciales de radiación, o bien de una sola vez gracias a una fuente de potencia elevada, como los sincrotrones, muy costosos.
Ahora, Alessandro Olivo, físico del Colegio Universitario de Londres, y sus colaboradores proponen captar imágenes de un objeto a partir de las pequeñas desviaciones que experimentan los rayosX que lo atraviesan. La idea se basa en adaptar, para el caso de los dispositivos usuales de rayos X, el mismo procedimiento de toma de imágenes por contraste de fase que se ha venido empleando en los sincrotrones desde hace más de 15 años.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.