Singularidades en relatividad general

Existe la creencia generalizada de que las singularidades espacio-temporales —tales como la gran explosión inicial— son consustanciales con la teoría de la relatividad general. Pero no hay razones para sostener dicha afirmación.

Entre las muchas y diversas contribuciones revolucionarias y geniales de Albert Einstein (1879-1955) a la física se encuentra la teoría de la relatividad general. No se debe confundir a ésta con la relatividad especial. La segunda no es más que una teoría en la que se relacionan diferentes observadores inerciales, mientras que la primera es una teoría de la gravitación o, más precisamente, de la interacción gravitatoria. Conocemos cuatro interacciones fundamentales, a saber, las nucleares débil y fuerte, la electromagnética y la gravitatoria. Entre todas ellas, y con mucho, la gravitatoria es la más débil. Sin embargo, esto no le otorga una categoría inferior; todo lo contrario: se trata de la única relevante para el estudio de fenómenos a gran escala, para fijar ideas a escalas planetarias o mayores.

La causa de la prevalencia de la fuerza de la gravedad es que, por una parte, las interacciones nucleares son de corto alcance —para tamaños del orden del núcleo atómico— y no revisten interés para fenómenos planetarios, estelares o cosmológicos. Por otra parte, aunque la interacción electromagnética es de alcance ilimitado, las partículas que crean el campo electromagnético pueden tener carga positiva o negativa; el efecto que producen las unas es contrarrestado por el causado por las otras, al menos a gran escala, donde habrá, más o menos, el mismo número de cargas positivas y negativas. Queda, por tanto, la interacción gravitatoria; además de ser de alcance ilimitado, se halla ésta generada por las masas (en rigor, por la energía); dado que sólo se conocen masas y energías positivas, la gravedad es siempre atractiva, y en las ocasiones en las que existe una gran concentración de materia se convierte en la interacción cuyos efectos son dominantes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.