Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2014
Historia de la química

Wurtz y la hipótesis atómica

¿Está la materia constituida por átomos? A lo largo del siglo XIX, esta cuestión dividió a los químicos. En la vida de Charles-Adolphe Wurtz, ocupó un lugar central.

Wikimedia Commons/Dominio público

En síntesis

El modelo atómico de John Dalton desató un intenso debate entre los químicos del s. XIX. El problema radicaba en que los átomos eran entonces entes invisibles, hipotéticos y, por tanto, sin cabida en el mundo de la experimentación.

Jean-Babtiste Dumas y Marcellin Berthelot encabezaron la guerra contra la teoría atómica. La acusaban de alejarse de los hechos observables y medibles. Incluso la Iglesia la criticó por demasiado materialista.

Al otro lado de la palestra, Charles-Adolphe Wurtz. Convencido del poder de las herramientas teóricas, defendió y divulgó durante toda su vida el modelo atómico. Desterrada de los textos escolares en 1836, la palabra «átomo» reapareció en 1894.

A principios del siglo XIX la química era ya una ciencia. En 1787, el francés Antoine Laurent de Lavoisier la había dotado de un lenguaje lógico y de una metodología: los elementos químicos se definen como cuerpos simples, ya sea por naturaleza o por la falta de aparatos para dividirlos. En cuanto a la metodología, era clara: observar, pesar, medir y experimentar. Sin embargo, en 1808, una obra del profesor británico de ciencias John Dalton, titulada El nuevo sistema de filosofía química, hizo tambalear por mucho tiempo ese bello edificio. Acogido favorablemente por los químicos en un primer momento, Dalton sembró entre ellos una cizaña que duraría casi un siglo. ¿Por qué? Porque Dalton hablaba en esa obra del átomo, y el átomo era invisible.

Aunque el concepto de átomo data de la Antigüedad, a principios del siglo XIX había caído en el olvido. Según Dalton, la materia podría estar constituida por átomos indivisibles (del griego a-tomon, «que no puede dividirse»), idénticos entre ellos para un mismo elemento, con un peso fijo y que podían combinarse para formar compuestos. Pero para muchos químicos era inconcebible reintroducir una hipótesis, algo imaginado, en su ciencia, basada en la observación y la experimentación.

En Francia, el debate sobre la existencia del átomo cristalizó alrededor de dos químicos: Charles-Adolphe Wurtz, ferviente defensor de la hipótesis atómica, y Marcellin Berthelot, partidario de una ciencia en la que las hipótesis no tenían cabida. ¿Quién salió vencedor? Veremos que la respuesta no es tan sencilla. Para comprenderlo, volvamos al momento en el que Dalton publicó su libro.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.