Base genética de las frutas sin semillas

Han descubierto la mutación genética que permite producir frutas sin semillas.

AURORA PHOTOS

Mark Twain llamó a la chirimoya y a su pariente, la anona, «la frutas más deliciosas que el ser humano haya conocido». Si bien resultan exóticas para muchos, estas frutas de la familia Annona se han cultivado en Centroamérica y Sudamérica durante generaciones. Incluso en la época precolombina, la chirimoya y la anona fueron degustadas por su textura cremosa y por un sabor parecido a una mezcla de plátano y piña. Sin embargo, también contienen numerosas semillas duras que las hacen difíciles de comer. Aunque se hayan cultivado frutas sin semillas durante miles de años (uvas, sandías), no se ha identificado todavía la causa por la que estas no se forman.

Hasta que un día un agricultor español que cultivaba anonas identificó una extraña fruta sin pepitas. Consultó a los expertos, que estudiaron la planta. J. Lora y J. I. Hormaza, del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea «La Mayora» del CSIC, M. Herrero, de la Estación Experimental «Aula Dei» del CSIC, y Charles Gasser, de la Universidad de California en Davis, descubrieron la mutación genética que le permite producir frutas sin semillas. El estudio, publicado en marzo en Proceedings of the National Academy of Sciences USA, revela la base molecular de la ausencia de semillas. Es la primera vez que se logra para una fruta.

Ese conocimiento servirá para crear otras variedades de frutas sin semillas, como chirimoyas y tomates, que hasta ahora se habían resistido a las técnicas tradicionales de cultivo. Las semillas resultan fundamentales para la formación de la fruta, ya que suelen emitir señales hormonales que hacen que esta se genere. Algunas plantas con frutas, como el plátano, contienen una mutación genética que permite la formación de la fruta sin desarrollo de semilla. En otras, como la sandía, una pequeña parte de la semilla permanece intacta y desencadena la cascada hormonal que impulsa el desarrollo de la fruta. Ahora contamos con una nueva pieza del rompecabezas.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.