Cómo medir el viento en Marte

Un chip de silicio y platino permitirá estudiar la dinámica atmosférica del planeta rojo.
NASA/LABORATORIO DE PROPULSIÓN A CHORRO-CALTECH
A finales de este año, la NASA tiene previsto lanzar el Laboratorio Científico para Marte (MSL), una misión cuyo objetivo consistirá en estudiar la idoneidad pasada y presente del entorno marciano para albergar vida microscópica. Con ese fin, el vehículo explorador Curiosity recorrerá la superficie del planeta vecino para obtener información detallada sobre la composición del suelo y las características del clima. En particular, Curiosity se encargará de investigar la dinámica atmosférica en Marte, para lo cual irá equipado con un sensor de viento cuyo componente principal, un chip UPC, ha sido diseñado y fabricado por nuestro laboratorio.
Hasta donde sabemos, la atmósfera de Marte se compone casi en su totalidad de dióxido de carbono, su temperatura media asciende a 63 grados bajo cero y su presión oscila entre 600 y 1000 pascales. Una presión atmosférica tan baja (a efectos de comparación, la terrestre supera los 100.000 pascales) implica grandes dificultades a la hora de estudiar las propiedades del aire, puesto que limita en grado sumo la interacción entre las moléculas del entorno y cualquier dispositivo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.