Tigres negros endogámicos

Una pequeña población de los felinos dotada de una coloración peculiar muestra la evolución en acción.

RAJESH KUMAR, PARQUE BIOLÓGICO MOHAPATRA NANDANKANAN

Las franjas del tigre no son inmutables, y en la reserva india de Similipal no escasean los ejemplos. El tigre negro, como se lo denomina, una variante mutante que luce franjas más anchas y superpuestas, era una rareza incluso hace siglos, cuando este felino era mucho más abundante; hoy uno de cada tres ejemplares de Similipal lo son. Un estudio publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences USA acota con precisión el origen genético de ese rasgo peculiar y enseña que estos felinos amenazados están inmersos de lleno en un proceso evolutivo.

Después de secuenciar el genoma de tres tigres negros nacidos en zoológicos y de sus progenitores de rayas normales, investigadores del Centro Nacional de Ciencias Biológicas de India y sus colaboradores han seguido el rastro hasta dar con un minúsculo cambio en el gen taqpep. Durante dos años han recorrido mil kilómetros por las junglas de todo el país recogiendo heces, pelo, sangre y saliva de tigre. Con el análisis de esas muestras han determinado la prevalencia del gen alterado y han confirmado su práctica ausencia en los tigres de fuera de Similipal.

Ya se sabía que los genes taqpep alterados son responsables del pelaje atigrado en los gatos, así como de las atípicas manchas y franjas del guepardo real. Pero esas tipologías son infrecuentes porque solo aparecen cuando ambos progenitores poseen el gen mutante. En la nueva investigación se ha comprobado que 10 de los 12 tigres analizados en Similipal son portadores de al menos una copia de esa mutación de taqpep, y cuatro son negros, portadores de dos copias. Curiosamente, ninguno de los 395 ejemplares analizados fuera de la reserva poseía ni siquiera una copia de la mutación. De este hecho se colige que la población de la reserva permanece tan aislada que nunca se ha cruzado con tigres de otros lugares, y que ha comenzado a conservar los cambios genéticos durante generaciones. «Es algo insólito», destaca el ecólogo molecular y autor principal del estudio Vinay Sagar.

Para otro de los autores, Uma Ramakrishnan, ecólogo molecular que estudia la menguante diversidad genética del tigre indio desde hace más de una década, el hallazgo es «el descubrimiento más interesante» de su carrera, una prueba contundente de la fragmentación del hábitat que sufren los tigres en la región.

Los extensos datos recogidos «ofrecen una muy necesaria base de partida para nuevos estudios sobre la genética del amenazado tigre», asegura Nancy Chen, bióloga evolutiva de la Universidad de Rochester, que no ha participado en el estudio. Hoy por hoy se ignora si esas insólitas franjas suponen una ventaja o un inconveniente para los tigres de Similipal, pero evidencian que estos grandes felinos se están reproduciendo exclusivamente entre ellos, quizá no para bien.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.