Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2006
Sueño

Oscilaciones talamocorticales durante el sueño

Durante el sueño, el electroencefalograma registra diferentes actividades oscilatorias. El estudio de los mecanismos de generación del electroencefalograma nos descubre el funcionamiento del sistema nervioso central.

THINKSTOCK / ANDREA DANTI

En síntesis

El circuito sináptico talamocortical es básico en la generación del electroencefalograma (EEG): las neuronas talámicas y las corticales crean una especie de bucle de actividad eléctrica.

Una de las posibles funciones de las oscilaciones durante el sueño de ondas lentas es la sincronización de grandes grupos neuronales para facilitar los procesos de consolidación de la memoria.

Las oscilaciones lentas son tan importantes en el procesamiento de la información que maneja el sistema nervioso central como las más rápidas observadas durante la vigilia o el sueño paradójico.

La actividad neuronal de la corteza cerebral y del resto del sistema nervioso central (SNC) cambia durante el ciclo de vigilia y sueño. Cambia también el electroencefalograma (EEG), que registra la actividad eléctrica de las células de la corteza cerebral. Durante la vigilia y el sueño paradójico predominan en el EEG actividades con frecuencias rápidas, dentro de las bandas de frecuencia beta y gamma (>15 hertz).

Existe, además, el sueño de ondas lentas (etapas 2 y 3-4 del sueño). En su transcurso, el electroencefalograma refleja diferentes actividades oscilatorias, generadas por la actividad de las neuronas situadas en el tálamo y la corteza. Las actividades en cuestión, fundamentales para el procesamiento de la información en el sistema nervioso central, filtran la información irrelevante que llega a la corteza. Durante el sueño de ondas lentas (SL), el electroencefalograma se caracteriza por la presencia de ondas de menos de 4 hercios (banda de frecuencias delta), de husos de sueño (actividad oscilatoria entre 7 y 14 hercios que aparece en el EEG en forma de brotes con una duración de 1-2 segundos) y de complejos K. Estos ritmos no aparecen de forma aislada, sino que interaccionan entre sí para dar lugar a un EEG característico.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.