Memoria y aprendizaje en las ratas

Se ha conseguido potenciar la capacidad de memoria en individuos normales y recuperarla y en los que padecen daño cerebral.

UNIDAD DE PSICOBIOLOGIA, INSTITUTO DE NEUROCIENCIAS / UNIVERSIDAD AUTONOMA DE BARCELONA

En sus quinientos millones de años de historia evolutiva, el cerebro ha venido desarrollando el conjunto de capacidades cognitivas que in­tegran la mente y controlan el compor­tamiento de los humanos. Entre las capacidades mentales hay una básica y esencial, la memoria, un proceso intrínsecamente ligado al procesamiento cerebral de la información, que alcanza su cenit con el desarrollo de la neocorteza de los mamíferos. En esencia, la memoria es el almacén cerebral de nuestra experiencia personal, el registro fisiológico de aquello que aprendemos. Aprendizaje y memoria son dos procesos estrechamente ligados, como las dos caras de una misma moneda.

La expresión de la memoria, es decir, de lo aprendido, son los recuerdos y éstos, como la memoria misma, pueden ser implícitos y explícitos. La memoria implícita son los recuerdos básicamente inconscientes en que se basan nuestros hábitos mentales y motores. Es el modo en que percibimos una cara o una situación familiar, multiplicamos mentalmente, nos vestimos, caminamos o montamos en bicicleta. Es decir, es el tipo de memoria sobre cómo se hacen las cosas que solemos hacer.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.