Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Pedro Andrés: Me pareció muy interesante el artículo «El poder curativo de la esperanza» [por Christian Wolf, en Mente y Cerebro n.o 92, 2018] sobre los mecanismos neuronales del efecto placebo. La investigación neurobiológica demuestra que nuestro cerebro, es decir, nosotros mismos, somos capaces de hacernos sentir mejor. A lo que contribuye también nuestro entorno. Creo que es importante seguir en esta línea de investigación para que las personas logremos aprender a controlar, en lo posible, el dolor y malestar, además de educar a los profesionales de la sanidad para ello. De esta manera quizá se pueda mejorar la atención sanitaria (con un trato más próximo, por ejemplo), reducir los gastos sanitarios y mejorar la atención a los pacientes, cada vez más deshumanizada, en parte, a causa de las largas listas de espera. 

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.