Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Trastornos emparentados

Pudiera ser que la depresión y el insomnio se deban a unos mismos genes.
Es posible que las noches de insomnio se hallen genéticamente vinculadas con la depresión, según nuevas investigaciones de la Universidad de Pennsylvania y la Virginia Commonwealth University. Al estudiar hermanos se ha encontrado que los gemelos idén­ticos que padecían insomnio tenían una probabilidad acusadamente mayor que los no idénticos de sufrir también depresiones. La correlación entre ambos trastornos había sido señalada ya con anterioridad, pero el papel de la genética no estaba claro. El nuevo estudio apunta a que la depresión y el insomnio se corresponden con genes que se solapan; el próximo paso habrá de ser la determinación de esos genes mediante análisis de ADN.
Entre los posibles candidatos se cuentan los genes asociados a la serotonina y la norepinefrina, que intervienen tanto en el ciclo de sueño-vigilia como en la regulación del estado de ánimo.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.