Sistema de asistencia respiratoria al nacer

Muestran en ratones el sistema de señales en el tronco encefálico que ayuda a respirar al principio de la vida.

Un sistema de señalización del tronco encefálico contribuye a la respiración del recién nacido. [UNSPLASH / ALEX HOCKETT]

Con el primer llanto de un recién nacido tiene lugar su primera inspiración. Sin embargo, se necesita un cierto tiempo para que el reflejo respiratorio de un bebé madure y sea estable. En el primer año de vida, existe un mayor riesgo de que el lactante fallezca por muerte súbita, aunque sucede con poca frecuencia. Las causas exactas de la parada respiratoria siguen sin estar claras. Ahora bien, a los padres se les recomienda que el bebé duerma en un entorno moderadamente cálido, entre otros consejos.

Douglas Bayliss y su equipo de la Universidad de Virginia han examinado en un estudio con ratones un sistema de señales del tronco encefálico que se activa en la primera inspiración y ayuda a respirar al principio de la vida. Para ello, una determinada molécula señalizadora asume una función clave. Trabajos genéticos previos ya habían relacionado la proteína PACAP con la muerte súbita infantil. Cuando los científicos inhibían el transmisor en una zona del tronco encefálico de los ratones (en concreto, en el núcleo retrotrapezoidal), la respiración de los roedores se interrumpía con mayor frecuencia y reaccionaba menos al aumento de CO2. Cuando modificaban la temperatura ambiental, el efecto se intensificaba.

Además, se demostró que la expresión de PACAP se aceleraba en cuanto un ratón recién nacido entraba en contacto con el aire circundante. Esto no ocurría en los embriones que ya se hallaban fuera del útero pero que seguían en el interior del saco amniótico.

Los investigadores sospechan que la suspensión de este sistema de asistencia, probablemente debido a un defecto genético, debilita el ciclo respiratorio de un lactante cuando se enfrenta a factores externos, como es el estrés térmico por el calor.

Fuente: Nature, 10.1038/s41586-020-2991-4, 2021

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.