Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2010
Aprendizaje nocturno

Actividad cerebral durante el sueño

Durante el sueño, el cerebro se entrega al análisis de datos, en tareas que van desde el refuerzo de recuerdos hasta la resolución de problemas.
jupiterimages
Cierto día de 1865, Friedrich August Kekulé se despertó de un curioso sueño: había imaginado una serpiente que formaba un círculo y se mordía la cola. Kekulé, lo mismo que muchos químicos de su tiempo, había estado trabajando febrilmente para revelar la auténtica estructura del benceno, un problema que llevaba largo tiempo sin explicación. Pero el sueño de Kekulé "una serpiente que se mordía la cola" contribuyó a hacerle ver con claridad que la molécula del benceno habría de ser anular. O así lo cuenta la historia. Esta visión abrió el camino para comprender la química orgánica, y le mereció a Kekulé un título nobiliario en Alemania.
Aunque sean pocos quienes reciben títulos nobiliarios, el método de Kekulé para resolver problemas resulta bastante familiar. Ya se trate de decidir qué carrera vamos a elegir, de aceptar un riesgo o una ocupación exigente, o de hacer saber a otra persona nuestro amor, se piensa que "la consulta con la almohada" nos va a proporcionar la necesaria claridad de ideas para lograr ensamblar los rompecabezas que la vida nos plantea. Pero, ¿cómo podría el sueño resolver nuestros problemas?

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.