Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2010
Salud

Infarto cerebral y género

Las enfermedades cerebrovasculares, el infarto entre ellas, son más frecuentes en la mujer, que registran, además, una mayor mortalidad y discapacidad que los varones.

Las tres edades de la mujer. Gustav Klimt. [Galeria Nacional de Arte Moderno de Roma]

Las enfermedades cerebrovasculares, grupo en el que se inscriben el infarto (IC) y la hemorragia cerebral (HC), son la tercera causa de muerte en Occidente, tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Además, las cerebrovasculares (o ictus) constituyen la causa principal de invalidez en personas mayores de 65 años, con el consiguiente coste social y económico.

Sin embargo, el ictus comporta un efecto más demoledor en la mujer. Supone en ella la causa principal de muerte y de invalidez. ¿A qué se debe ese sesgo de género? Lo ignoramos.

Desde hace unos años asistimos a una concienciación creciente de la importancia clínica y de salud pública del infarto cerebral en la mujer. Aunque la incidencia (el número de casos nuevos por año) y la mortalidad por grupo de edad son mayores en el varón, el IC afecta a un número de mujeres más alto. La razón estriba, por un lado, en la esperanza de vida, mayor en la mujer, y, por otro, en la frecuencia de IC, que aumenta sustancialmente en los grupos de edad más avanzados.

Añádase que la evolución después de un infarto cerebral, que incluye discapacidad y merma de la calidad de vida, es bastante peor en la mujer. Esa desventaja femenina tras un IC obedece, en parte, a que las mujeres mayores tienen una situación funcional previa peor que los varones, ya que con frecuencia viven solas y se encuentran socialmente más aisladas.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.