Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2010
Neurología

Mecanismos neuronales de la percepción visual

La percepción visual es una actividad creativa. El cerebro utiliza la información sensorial y la experiencia previa. Nuestra percepción del mundo se va perfilando gracias a la interacción continua entre las etapas del sistema visual.

© istockphoto / shane obrien

En síntesis

La percepción visual comienza en la retina, pero no acaba allí. Las señales resultantes de la actividad retiniana alcanzan el núcleo geniculado lateral, la corteza visual y otra treintena de estruc­turas más.

El núcleo geniculado lateral del tálamo constituye una ­estructura clave en el proceso visual. Funciona como un filtro ­dinámico capaz de controlar la ­información que llega a la corteza visual.

El óxido nítrico forma parte de los mecanismos globales de modulación en el sistema visual: modifica la actividad neuronal. De esta manera, facilita la transmisión de la información visual desde la retina a la corteza.

Si el lector centra su atención en esta figura podrá observar un fenómeno genuino de creación por el cerebro. La franja intermedia se percibe más clara en la parte izquierda que en la derecha. Sin embargo, desde el punto de vista físico, eso no es cierto: si medimos la cantidad de luz reflejada, ésta será la misma en ambas zonas.

Podemos comprobarlo de una forma más sencilla y sin necesidad de utilizar instrumento alguno. Tapemos con las manos las franjas superior e inferior. El resultado nos indicará que estábamos percibiendo una ilusión óptica, producto de la actividad del sistema nervioso.

Este sencillo ejemplo ilustra lo que en su día avanzó Vernon Mountcastle: la percepción es un proceso creativo, no una réplica del mundo real. Para el hombre, como para todos los primates, la visión es un sentido de una importancia capital. En la sociedad humana constituye la piedra angular de nuestro conocimiento e interrelación con el entorno, y muchos procesos mentales, incluyendo la memoria, se cimientan en la información visual.

El proceso de la visión
Imagine ahora una escena cotidiana. El contenido que cubre su campo visual se halla poblado de figuras, colores y formas en movimiento. El conocimiento sobre lo que ocurre en el exterior se basa en la actividad nerviosa que desencadena la luz que reflejan los objetos. Esa luz atraviesa el ojo y alcanza la capa de células más interna, la retina. Aquí se inicia la visión, un proceso complejo, a la par que maravilloso.

Los fotorreceptores, un tipo especial de células, transforman un fenómeno físico, como es la luz, en uno eléctrico. Esta es la forma en que las células nerviosas o neuronas se comunican; pequeños cambios de voltaje (del orden de milivoltios), transmisibles de célula a célula.

 

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.