Las historias que conocemos nos resultan más atractivas

Si conocemos el contenido del relato, somos capaces de completar la información por nosotros mismos.

Preferimos escuchar el relato de una historia que ya conocemos que poner atención en una narración que nos viene de nuevas. El psicólogo Daniel Gilbert, de la Universidad Harvard, y sus colaboradores distribuyeron una serie de participantes en grupos de tres. Una de las personas de cada trío visionaba una filmación cuyo contenido debía explicar a continuación al resto de compañeros. Un detalle: algunos de estos habían visto el vídeo previamente. Y fueron precisamente estos sujetos los que disfrutaron más con la narración. El fenómeno no solo sorprendió a los investigadores, sino también a los propios probandos, quienes daban por hecho que les resultaría más entretenido escuchar un relato nuevo y que oír el ya sabido les resultaría aburrido.

Los investigadores concluyen, a partir de los resultados de este y otros experimentos, que las personas que conocen la historia que se les cuenta son capaces de completar la información por sí mismas mientras escuchan el relato. «Los humanos somos bastante mediocres a la hora de explicar historias, porque omitimos muchos datos relevantes», argumenta Gilbert. Y agrega: «Probablemente, nuestros amigos disfrutarían mucho si les contáramos la historia de un libro que no han leído de manera ordenada; sin embargo, la mayoría de nosotros no lo logramos».

Fuente: Psychological Science 10.1177/0956797616685870, 2017

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.