Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2015
Envejecimiento

Actividades en grupo contra el deterioro cognitivo

La interacción social previene el declive de las capacidades cognitivas propio de la vejez.

GETTY IMAGES / A BELLO

Es bien sabido que las relaciones sociales influyen en la salud mental, sobre todo al envejecer; no obstante, no se conocen los detalles que se esconden tras este fenómeno. Los diferentes tipos de interacción pueden revestir mayor o menor importancia, según las circunstancias. Las relaciones uno a uno (como en la pareja, por ejemplo) pueden proporcionar beneficios de carácter emotivo. Sin embargo, según un artículo publicado en Social Science and Medicine, son las interacciones en grupo las que previenen el declive cognitivo propio del envejecimiento.

Para el estudio, los autores analizaron una muestra de 3400 personas de 50 o más años. Los encuestados que reportaron participar con frecuencia en actividades sociales en grupo (organizaciones de acción comunitaria, grupos de lectura, etcétera) obtuvieron mejores resultados en las pruebas de medición de las habilidades cognitivas (de memoria inmediata, entre ellas). Las relaciones entre dos, en cambio, no parecían ejercer efecto alguno sobre la capacidad cognitiva. Además, el refuerzo mental resultante de la actividad grupal era mayor a más a edad: los individuos en torno a los 50 años mostraban facultades cognitivas de personas 5 años más jóvenes, mientras que los de 80 rejuvenecían unos 10 años, es decir, su cognición se correspondía con la de individuos de 70 años.

Mantener las relaciones de grupo exige esfuerzo a la vez que fortalece el sentimiento de la propia identidad, factores ambos que pueden aguzar las habilidades de pensamiento, explica Catherine Haslam, de la Universidad de Queensland y autora principal de la investigación. De manera recíproca, la facilidad de las interacciones con la pareja o un amigo puede convertir a este tipo de relaciones en menos estimulantes. En opinión de Haslam: «La diferencia para mantenerse mentalmente activo se halla en las relaciones de grupo».

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.