Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2015
Neurología

El receptor megalina y la esclerosis múltiple

Hallan moléculas implicadas en la reparación de la pérdida de mielina, característica principal de la patología neurodegenerativa más frecuente entre adultos jóvenes.

Localización en tejido post mórtem: Mediante técnicas inmunohistoquímicas se ha identificado la presencia del receptor megalina (rojo) en una subpoblación de astrocitos (verde) del sistema nervioso central post mórtem de un paciente con esclerosis múltiple. Para la localización celular, el núcleo de cada célula se ha marcado en azul. [CORTESÍA DE MARÍA CRISTINA ORTEGA, DIEGO CLEMENTE Y FERNANDO DE CASTRO]

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa, desmielinizante y crónica que afecta al sistema nervioso central (SNC). Se trata del trastorno neurológico más frecuente en adultos jóvenes y, debido a sus graves consecuencias, constituye, tras las lesiones traumáticas, la causa más frecuente de paraplejia. No obstante, aún se desconocen las causas iniciales que la desencadenan.

Esta patología se caracteriza principalmente por la destrucción de la vaina de mielina que recubre las fibras nerviosas, lo que da lugar a la alteración de la transmisión del impulso nervioso. En el SNC, la mielina la forma un tipo especializado de células nerviosas: los oligodendrocitos. Durante el desarrollo embrionario así como en la adultez, los precursores de los oligodendrocitos (PO) dan lugar a dichas células de la glía. Los PO se encuentran tanto en individuos sanos como en el cerebro de personas afectadas por la esclerosis múltiple.

Aunque los PO son capaces de llevar a cabo procesos de reparación de la mielina (remielinización) de forma espontánea en el cerebro dañado de un paciente con esclerosis múltiple, dicho fenómeno no ocurre en todas las lesiones; además, resulta insuficiente en la mayoría de los casos en los que sí se produce, sin que se sepa todavía por qué.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.